PESCA RESPONSABLE
EN EL PACÍFICO COLOMBIANO

En la costa pacífica colombiana viven más de 11.000 pescadores y piangüeras afrodescendientes, organizados bajo la figura de Consejos Comunitarios. Estas comunidades dependen de los recursos pesqueros, los cuales durante las últimas décadas han sido objeto de sobre-explotación.

El Programa BIOREDD+ de USAID apoya a las comunidades del pacífico en la puesta en marcha de estrategias de conservación y manejo de los recursos pesqueros, incluyendo esquemas de manejo conjunto con entidades competentes, elaboración de acuerdos de pesca y actividades para el fortalecimiento de la cadena de valor de pesca responsable mediante vínculos entre pescadores, distribuidores y restaurantes.

A la fecha grupos comunitarios de las zona costeras del sur de Nariño, Valle del Cauca y norte del Chocó trabajan en la iniciativa y han logrado establecer relaciones constructivas con diversos eslabones de mercados más justos que valoran la adopción de buenas prácticas. El reto es aumentar las comunidades participantes, y aunar esfuerzos para fomentar una pesca artesanal ambientalmente responsable, socialmente equitativa y económicamente viable.

La Red de Pesca Responsable responde a este reto y se presenta como un lugar de encuentro de comunidades y personas que valoran la biodiversidad de productos del mar y se comprometen con la captura, comercialización y consumo responsable.

CRITERIOS DE PESCA RESPONSABLE

Fundación MARVIVA

Los criterios que se presentan en esta sección y su respectiva descripción, se basan en los Criterios del Principio de Conservación de las Especies de Peces del Estandar de Responsabilidad Ambiental para la Comercialización de Pescado de Mar de la fundación MARVIVA.

1. Certeza de la identidad de las especies que comercializan

Con este criterio, se busca que la empresa tenga claro el nombre común y el nombre científico de cada especie que comercializa. Los peces son conocidos por sus nombres comunes; sin embargo, estos nombres tienden a incluir diferentes especies o géneros de peces y a variar de una región a otra del país. Por esto las empresas deben conocer tanto el nombre común como el nombre científico de la especie que comercializa. para asegurarse qué producto están realmente vendiendo.
 

2. Estado de amenaza de la especie capturada

Existen categorías para conocer el estado de las especies y su grado de amenaza. Por lo que entre los criterios de pesca responsable se parte del cuidado de mantener las poblaciones de estas especies, evitando su captura y no comercialización. Varias especies de peces están amenazadas por la sobreexplotación y sus poblaciones no toleran más extracción. La aplicación de este criterio contribuye a que las comunidades y empresas no comercialicen especies en estado crítico.

En Colombia está publicado el Libro Rojo de Peces marinos (Mejía y Acero, 2002 ) y el Libro Rojo de Invertebrados (Ardila et al., 2002 ), donde se listan las especies amenazadas. A nivel mundial se puede consultar la lista roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) donde se presenta el estado y condición de conservación en que se encuentran algunas especies de peces estudiadas. En Colombia, la Resolución 744 de 2012 prohíbe la captura dirigida a tiburones, rayas y quimeras en el territorio nacional marino costero, por ser especies amenazadas.

 

3. Talla de primera madurez de los individuos de las especies comercializadas

Para el mantenimiento de las poblaciones biológicas que sostienen la actividad pesquera, las tallas de los individuos que se capturan es un criterio de la pesca responsable, cuidando los juveniles para que puedan alcanzar su etapa reproductiva, lo que se conoce como la talla mínima de madurez sexual. Es necesario conocer esta talla, a partir de estudios biológicos, pues varía dependiendo de la especie y poder reglamentar la talla de captura permitida. La talla de primera madurez (TPM) es el tamaño en el que el pez ha alcanzado su madurez sexual y se ha reproducido al menos una vez dejando su descendencia en el medio en el que habita, garantizando que hayan más individuos de su especie.

En Colombia, está reglamentada la talla mínima de captura de la piangua Anadara tuberculosa, en 5 cm mediante la Resolución 0539 del año 2000. No se cuenta con información biológica para la mayoría de las especies pero si hay estudios en otras partes del Pacifico americano que pueden servir de base para obtener información de las tallas.

 

4. Tipo de arte o técnica empleada para la captura del producto

Las artes de pesca varían en su nivel de selectividad en cuanto a las especies que capturan y en su nivel de impacto sobre el medio marino. Este criterio hace referencia al uso de artes de pesca selectivos, es decir, aquellos que son de menos impacto en el medio ambiente y el recurso biológico. Los comercializadores y restaurantes responsables deben comercializar productos capturados con artes de pesca selectivos y de bajo impacto en el ambiente.

En la legislación colombiana, en 1996 se definieron las características de las motonaves de pesca artesanal y se reglamentó la pesca con redes de arrastre en el Pacífico y Atlántico, sobre las cuales se prohíbe su uso en la primera milla náutica. En la pesca artesanal se reguló en 2¾ el ojo de malla de la red monofilamento conocida popularmente como “trasmallo electrónico”.

 

5. Respeto a las vedas de las especies o épocas de descanso

Este criterio se fundamenta en el respeto por las vedas o épocas de descanso que se establecen para cuidar los momentos de reproducción y reclutamiento de las especies. Las vedas consisten en periodos de tiempo en los que está prohibida la pesca de una especie determinada, dentro de una zona de pesca específica. Los productos en veda no deben ser comercializados, razón por la cual un comercializador o restaurante responsable varía las especies que ofrece a lo largo del año. Este criterio parte de información biológica para conocer cuáles son las épocas de los picos reproductivos.

 

6. Respeto a zonas de captura del producto y areas marinas protegidas

Este criterio de pesca responsable propende por la zonificación de áreas para el manejo de la pesca, desde el enfoque biológico como zonas de cría y reclutamiento; así como también desde el uso, diferenciando por ejemplo zonas de pesca artesanal y zonas de pesca industrial.

En Colombia, en 1995 se zonificó el litoral Pacífico colombiano en cuatro áreas para el manejo de los recursos pesqueros y se delimitó la primera milla náutica para uso exclusivo de la pesca artesanal.

En el 2013 se estableció de manera definitiva la Zona Exclusiva De Pesca Artesanal (ZEPA) y la Zona Especial de Manejo Pesquero (ZEMP), mediante la resolución No. 899 de la AUNAP, en el Chocó Norte. Se trata de una franja de 2,5 millas náuticas de ancho a partir de la línea de más alta marea hacia mar adentro que se extiende de sur a norte desde Bahía Solano hasta la frontera con Panamá, abarcando más de 200 km lineales de costa y una extensión total de 881 Km2 de aguas costeras frente a los municipios chocoanos de Bahía Solano y Juradó.

Un comercializador o restaurante responsable debe asegurarse de que el pescado que comercializa no proviene de áreas marinas protegidas, vedas o sitios donde está prohibida la pesca.

En Colombia está reglamentada la veda del camarón de aguas someras y profundas en el Océano Pacífico Colombiano, establecida entre el 1 de Enero al 28 de Febrero de cada año, la cual busca reducir la captura y permitir que este recurso sea sostenible a lo largo del tiempo

TRAZABILIDAD

Como un mecanismo de verificación tanto de la adopción de los criterios de pesca responsable como de buenas prácticas de manufactura que garanticen la calidad de los productos pesqueros, es indispensable que la cadena de valor de pesca responsable incluya un esquema de Trazabilidad, que permita darle seguimiento al pescado desde el momento en el que se captura hasta que se entrega al consumidor final.

Para cumplir con este requisito, todos los participantes de la cadena de distribución (desde el pescador, pasando por el centro de acopio, el procesador y hasta el vendedor final) deberán llevar un registro en el que se encuentre información sobre el pescador, la zona de captura, la especie capturada, el arte de pesca usado, su talla o peso y en algunos casos la talla de captura. De esta forma se puede informar, con seguridad y certeza, a los consumidores sobre el origen y características del pescado que comercializa.

El Programa BIOREDD+ con el apoyo del Instituto Smithsonian y de la mano de sus organizaciones aliadas en el Pacífico colombiano, viene trabajando en el diseño e implementación de un innovador esquema de trazabilidad en línea que facilite el registro y lectura de la información a lo largo del proceso de distribución de los productos. Más información en: www.ourfish.org/trace

 

ARTES DE PESCA


Las principales artes y aparejos de pesca artesanal que se usan en la costa pacífica son redes de enmalle, redes fijas, redes de arrastre, redes de cerco y anzuelos. Entre las redes se usa especialmente la atarraya, el trasmallo, el chinchorro y el boliche. Y con los anzuelos se conforman la línea de mano y el palangre o espinel.

En el caso de las redes, hay variaciones en el número de paños que la conforman y su longitud así como en el tamaño del ojo de malla, lo que puede condicionar su nivel de impacto en las poblaciones de especies marinas. Entre más pequeño el ojo de malla, más pequeños los ejemplares que se capturan.

En Colombia se promueve el uso de redes  con ojo de malla mayores a 2,75 pulgadas para la pesca del camarón, tratando de proteger también los peces que se capturan en estas faenas. Pero las redes pueden usarse con ojos de malla de hasta 8 pulgadas dependiendo de la pesca objetivo. 

En cuanto a la pesca con anzuelos, ésta tiene un mayor nivel de selectividad, y su impacto depende de la forma o el tamaño del anzuelo.

Los pescadores se movilizan en canoas o lanchas de  madera o fibra de vidrio, impulsados por remos o con motores pequeños fuera de borda. En menor proporción tienen embarcaciones tipo “viento y marea” – también dotadas con motores – con las cuales se tiene mayor autonomía y tiempo para las faenas.

 

Atarraya

Es una malla de forma circular que se lanza abierta al agua. Es manipulada por un solo pescador desde su potro o canoa y se usa en aguas poco profundas. Para reducir el impacto de las atarrayas sobre las poblaciones de peces se recomienda prohibir su uso en los ríos y sus desembocaduras, sitios dónde se congregan los juveniles de diversas especies de peces.
 

Trasmallo

Los trasmallos o agalleras son redes fijas que se extienden verticalmente y se ubican en áreas que son el paso de las especies que se intenta capturar. En esta red el pez puede pasar su cuerpo pero se enredará con las agallas y podrá ser fácilmente capturado. Las redes agalleras pueden dejarse flotando a la deriva, o en ocasiones la malla se ata de la canoa, de un árbol a una boya.

En las bocanas o frente a las playas arenosas, este arte es operado desde una embarcación ya sea un potrillo cuando el trasmallo es pequeño y puede ser manipulado por uno o dos pescadores y por una embarcación más grande cuando el trasmallo es de gran extensión y puede ser manipulado con un grupo de hasta 6 pescadores. Las pulgadas del ojo del trasmallo determinan el tamaño de captura de los peces y las especies. 

 

Chinchorro

El chinchorro es una red que se utiliza para pescar en las playas. Se deja un cabo en tierra y con la ayuda de una embarcación se extiende la red hasta llevarla a otro punto de la playa para fijarla. Después, participan de 10 a 20 pescadores, que ubicados en la playa van recogiendo la red, arrastrándola con su peso.
 

Boliche

El boliche funciona a manera de una red de cerco, donde se emplean dos embarcaciones para extender la red y capturar los peces formando una bolsa. El principal objeto de captura son peces pelágicos como atunes.
 

Línea de mano

Este arte de pesca consiste en la utilización de vara de caña, una línea de nylon corta y anzuelos pequeños, y medianos, y plomadas. Se usa para capturar peces carnívoros como: gualajo, machetajo, pelada, corvina. Como carnada se usan lombrices de tierra, gusanos marinos, carduma, camarón. Es un arte de pesca selectivo porque permite liberar los peces que se consideren no son aptos ya sea porque no son de interés comercial o están muy pequeños.
 

Palangre o Espinel

Consiste en una línea principal a la cual se unen otras líneas de menor diámetro y longitud, en cuyos extremos se ubican los anzuelos. Se emplea para la pesca de: berrugate, pargo, alguacil, corvina, mero, gualajo, róbalo, machetajo, bagre, tiburón, raya, zafiro y otros. Se utiliza como carnada pedazos de pescado como anguila, o carnada viva con peces pequeños o camarones. Un espinel consta de 100 a 3.000 anzuelos.

Para los moluscos de playas y manglares se hace recolección manual. La piangua, que representa la principal especie de moluscos que se captura en la costa pacífica colombiana, se extrae palpando con la mano el sustrato blando donde crecen los manglares, el cual constituye su hábitat.

 

NUESTRAS COMUNIDADES

En esta sección se presentan las comunidades e iniciativas empresariales del Pacífico Colombiano que están en proceso de implementar criterios de pesca responsable.

Cooperativa Multiactiva de Pescadores Artesanales de Buenaventura
COOMULPESAB

Cooperativa creada en el año 2008, conformada por aproximadamente 150 pescadores artesanales de diferentes consejos comunitarios de la costa pacífica del Valle del Cuaca. Su compromiso es el fortalecimiento organizacional, social y empresarial de sus asociados. Cuenta con experiencia en comercialización de productos de pesca artesanal en diferentes mercados a nivel regional y nacional. Se considera un eslabón clave de la cadena para el acopio y generación de valor de agregado de los productos de pesca artesanal. La Cooperativa, ubicada en el municipio de Buenaventura, tiene dos cuartos fríos con capacidad de 5 y 8 toneladas, y personal en proceso de capacitación para garantizar calidad e inocuidad de los productos. Es un aliado estratégico para la implementación de criterios de pesca responsable con los pescadores y clientes finales, debido a su incursión en nuevos mercados en diferentes ciudades de Colombia.

Datos de contacto: Beatriz Mosquera Rodríguez / This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. / Celular: 3103479243 - 3155306640

 

Asociación de pescadores y piangüeras del río Cajambre
“PINPESCA”

Asociación creada el año 2011, conformada por 168 pescadores y 146 piangüeras del consejo comunitario de la Comunidad Negra del río Cajambre, ubicada en el municipio de Buenaventura. Su actividad principal es la pesca artesanal y recolección de piangua. Desde su creación la Asociación ha trabajado en el fortalecimiento de sus estructuras organizativas, productivas y comerciales para consolidar la pesca artesanal responsable como una actividad económicamente rentable y generadora de bienestar para sus asociados.

Cuenta con un centro de acopio en la vereda Punta Bonita con la infraestructura adecuada para procesar y almacenar productos pesqueros, personal con experiencia en buenas prácticas de manufactura y comercialización en Buenaventura, además de experiencia de comercialización en mercados diferenciados de Bogotá y Cali. Sus socios son partícipes del Acuerdo para la Conservación y Uso Responsable de Recursos Pesqueros, y se han capacitado en monitoreos participativos del recurso pesquero.

Datos de contacto: Wilfrido Angulo Rentería / This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. / This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. / Celular: 3145120303 - 3216405881

 

Consejo Comunitario del Río Patía Grande sus Brazos y la Ensenada de Tumaco
ACAPA

Organización étnica creada en el año 1.996, ubicada en jurisdicción de los municipios de Francisco Pizarro, Tumaco y Mosquera, en el departamento de Nariño. Conformada por 36 veredas y 12.000 habitantes, en un territorio colectivo de aproximadamente 95.000 hectáreas. La mayoría de la población se dedica a la pesca artesanal, actividad que se realiza desde el inicio de los primeros asentamientos humanos en las comunidades de la ensenada de Tumaco.

Tienen experiencia en captura responsable y comercialización de camarón langostino en mercados locales y regionales. A esta actividad se dedican alrededor de 168 familias, de las comunidades de Llanaje, Chorrera, Soledad, Olivo y Sande Curay. Sus socios son partícipes del Acuerdo para la Conservación y Uso Responsable de Recursos Pesqueros y se han capacitado en monitoreos participativos del recurso pesquero.

Datos de contacto: Laddie Veranda / Yelin Solis / This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. / This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. / Celular: 3156594523 - 3158081479

 

Consejo Comunitario Bajo Mira y Frontera
C.C.B.M.Y.F

Organización étnica, ubicada en el departamento de Nariño, al suroccidente del municipio de Tumaco, perteneciente a la subregión del Choco Biogeográfico. Abarca la parte baja de la cuenca del río Mira en el área fronteriza con el Ecuador, con 32 veredas de pescadores y piangüeras. Se estima que una población de 1.832 familias, derivan su sustento en actividades como la pesca, la extracción de piangua y la agricultura. De los cuales el 60% se dedican a la captura de peces en mar abierto, esteros y quebradas. La extracción de piangua en su mayoría es realizada por mujeres y se desarrolla en áreas de manglar (mangle rojo) del Consejo.

Tienen experiencia en la implementación de buenas prácticas de pesca, buen manejo del manglar, monitoreo participativo del recurso y comercialización de productos de pesca responsable en Tumaco, Cali y Bogotá. Sus socios son partícipes del Acuerdo para el Desarrollo sostenible del Recurso Pesquero y Piangua.

Datos de contacto: Overman Torres Quiñones / This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. / This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. / Celular: 3165645783

 

FISH MARE

Fish Mare es una empresa de pesca que se entiende como una organización jalonadora de una red de pescadores responsables del Golfo de Tribugá. La cadena que se está consolidando comienza en dos comunidades con varias condiciones adversas que se han ido superando gracias a diferentes apoyos financieros y técnicos de organizaciones no gubernamentales y estatales. Hay dos grupos de pescadores; uno en Arusí y otro en Jurubirá que proveen el pescado a Fish Mare y que hacen parte de una red de pescadores responsables pues cumplen con los criterios de pesca y política exigida.

Datos de contacto: Gerardo Ortiz / This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. / Tel: 314-469 48 70.

 

RED DE FRÍO

La Red de Frío en Bahía Solano es una asociación compuesta por cuatro asociaciones: Sabor a Mar, Gaviotas, Pez Bahía y Maná que cuenta con una relación constante de amparada por un convenio de comercialización con Wok. En 2014 se cumplen 5 años de haber iniciado la relación comercial que se ha ido fortaleciendo gracias a los esfuerzos de ambas partes y del acompañamiento de MarViva.

Datos de contacto: Luis Antonio Olaya / This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. / Tel: 314 – 664 11 99